El hebreo en la Biblioteca Palafoxiana

 La Biblioteca Palafoxiana (Puebla, México) inaugura una exposición de sus propios fondos sobre hebraísmo cristiano.

 La Secretaría de Cultura y Turismo, a través del organismo Museos de Puebla, ha inaugurado una gran exposición filológica en la primera biblioteca que hubo en América, la Biblioteca del obispo y vierrey  navarro  en Nueva España, D. Juan de Palafox y Mendoza en 1646.

fotografia_002_33

 En la exposición se presentan 15  textos, editados y publicados entre los S XVI y XIX, sobre la corriente filológica llamada Hebraísmo cristiano, una corriente de estudio religioso   , tanto por  escritos católicos como por protestantes para conocer la religión judía,  la gramática hebrea, la literatura judaica, así como las costumbres y la cultura del pueblo judío.

Los curadores de la exposición fueron la ministra Esther Shabot y Leonardo Cohen.

 La biblioteca, declarada monumento histórico en los años ´80, y protegida por el programa Memoria del Mundo de la Unesco,  ha estado asentada en el Antiguo Colegio de San Juan dentro del Seminario, y está realizada en un fino trabajo de ebanistería   de ayacuite, polocote y cedro.  Los fondos antiguos son exactametne  45 058 volúmenes.

C_qEPt1UwAA652-

Anuncios

Se calla para siempre Mr. Potato y Cabezabala: Don Rickles

Don Rickles, comediante judío y norteamericano de ácido verbo, fallece a los 90 años de edad , Z¨L.

Muere-comico-estadounidense-Don-Rickles_EDIIMA20170406_0919_19

Mr Ricks, aka Mr. Warmth (Don Calidez) falleció el pasado jueves en su casa de L.A. (Ca)  tras una insufiencia renal y a la edad de 90 años.
Famoso por su acerado verbo inmisericorde pero divertido, de ingenio quevedesco, los blancos de sus dardos -además de a sí mismo- incluyeron a Jerry Lewis (“Usted me molesta”) a Frank Sinatra (“siéntase cómodo, Frank – golpee a alguien”) y a un hombre asiático que se sienta en la fila delantera de sus demostraciones (“hay 40 millones de judíos  en Los Ángeles, ¿cómo conseguiste un asiento tan bueno? “)

Pero Rickles también fue un actor serio que se formó en la famosa Academia Americana de Arte Dramático, y tuvo papeles secundarios en una serie de memorables películas como “Héroes de Kelly”, con Clint Eastwood; “Run Silent, Run Deep”, con Clark Gable y Burt Lancaster, y “Casino”, dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Robert De Niro.

El público más joven reconocería su voz como la de Mr. Potato Head en la película de Pixar “Toy Story” y sus secuelas. Apareció en innumerables programas de televisión.

Hijo de emigrantes lituanos, nació en Queens (N.Y.) -Su madre Etta (que de soltera se apellidaba Feldman) fue quien más lo apoyó. En una de sus actuaciones la comparaba con el general estadounidense George Patton y la llamaba “la Patton judía”. Vivió con ella hasta que se casó, a los 39 años, y entonces se mudó a la casa contigua.

Cuando la II Guerra Mundial sirvió en la Armada; fue después, al regresar a casa,  cuando empezó como stand up en pequeños clubes nocturnos de N.Y a abrirse camino como monologuista ingenioso. Hasta que Sinatra lo descubrió en un club de Miami y le hizo una estrella en Las Vegas. También fue un asiduo del Show de Johnny Carson, donde apareció más de cien veces.  Fue Sinatra quien le apodó Cabezabala porque allí donde dirigía su mirada había un disparo de mordacidad.  De esos años viene también la costumbre de que su entrada en los escenarios o platós televisivos se acompaña con la interpretación del pasodoble torero “La Virgen de la Macarena”, con la intención de sugerir que con su presencia alguien va a ser toreado, metafóricamente hablando. Siguiendo el ejemplo del admirado Sinatra, otros famosos acudían en masa a sus espectáculos con el objetivo de ser ridiculizados por el comediante. Rickles solo los podría haber insultado si los hubiera ignorado.

Yetushenko, el poeta que denunció la matanza de judíos en Babi Yar

Ayer falleció Y. Yetushenko, poeta soviético cuya voz se alzó contra Stalin y denunció en verso la matanza de judíos de Kiev por los nazis.

800px-EvtushenkoYetushenko, nacido en julio de 1932, era un niño cuando ocurrió lo de Babi Yar. Pero era un niño deportado a Siberia. Regresó a Moscú con su madre en 1944.

El poema de Babi Yar lo escribió y publicó en 1961, una  vez  expulsado del Instituto de Literatura Maxim Gorky y convertido en uno de los ídolos literarios de la Epoca del Deshielo, perteneciendo a la Generación de los Estadios (cuando los versos inundaban estadios en recitales multutidinarios)

 

 

Babi Yar: un barranco  a las afueras  de Kiev, capital de Ukraina.  Septiembre de 1941. Más de 35.000 judíos son asesinados durante dos días a manos de los monstruos del nazismo.

Yevtushenko dijo que escribió el poema después de visitar el sitio de los asesinatos en masa en Kiev, Ucrania, en busca de algo que mostrara lo que sucedió allí —una señal, una lápida, algún tipo de indicador histórico, pero no encontró nada.

“Estaba tan sorprendido. Me sorprendió mucho que la gente no lo recordara”

1022265342

I

No existe monumento en Babi Yar;
sólo la agria ladera. Y tengo miedo.
Hoy me siento un judío en el desierto
que de Egipto escapó. Me crucifican
y mis manos conservan los estigmas.
Me parece ser Dreyfus, condenado,
al que juzgan, escupen, encarcelan;
pero de pie resiste la calumnia
y el grito filisteo. Con la punta
de sus sombrillas en mi rostro vejan
mi indefensión mujeres que se acercan
con vestidos de encaje de Bruselas.

O también soy un niño en Bielostok.
De pronto estalla el pogromo.
La sangre derramada cubre el suelo.
Los que huelen a vodka y a cebolla
salen de la taberna y gritan todos:

“Mata judíos: salvarás a Rusia”.
Un tendero se ensaña con mi madre.
Otro hombre me patea. En vano rezo
plegarias que se pierden en la nada.

Me siento dentro
de la piel de Anna Frank que es transparente
como un ramo de abril.
No hacen falta palabras. Siento amor
y sólo necesito que uno a otra
nos miremos de frente.
Separados del cielo y el follaje.

Solamente podemos abrazarnos
en este cuarto a oscuras.
Quiero besarte una vez más, acércate.
Ya vienen. Nada temas: el rumor
es de la primavera que se anuncia
y del témpano roto en el deshielo.

Y en torno a Babi Yar suena la hierba
que ha crecido salvaje desde entonces.
Los árboles nos juzgan. Todo grita
pero el grito está hecho de silencio.
Al descubrirme observo mi cabello.
También ha encanecido. También grito
por los miles de muertos inocentes
masacrados aquí. En cada anciano
y en cada niño al que mataron muero.

Pueblo ruso, mi pueblo: te conozco.
Tú no odias ni razas ni naciones.
Manos viles trataron de infamarte
al usurpar tu nombre y al llamarse
“Unión del Pueblo Ruso”.* No perdono.
Que La Internacional llene los aires
cuando el último
antisemita yazga bajo la tierra.
No soy judío. Como si lo fuera,
me odian todos aquéllos.
Por su odio
soy y seré un verdadero ruso.

La sinfonía Nº 13 de de Dmitri Shostakóvich está basada en este poema.

300px-Babi_Yar_23

*La Unión del Pueblo Ruso fue el grupo antisemita que actuó en Rusia entre el asesinato del zarAlejandro II y el comienzo de la primera Guerra Mundial. Sus miembros organizaron pogromos-linchamientos de judíos rusos y destrucción y robo de sus propiedades- e, infiltrados en la policía secreta zarista, fabricaron los apócrifos Protocolos de los sabios de Sión.

Yetushenko, que vivía en Estados Unidos, falleció en la ciudad de Tulsa, víctima de cáncer. Descanse en paz.

Los manuscritos hebreos de la Complutense

La Universidad Complutense de Madrid -de donde salieron los siete premios nobel de los ocho que España ha tenido- dispone de 32 bibliotecas diseminadas en distintos edificios por distintos campus, pero de entre todas ellas destaca la Biblioteca Histórica “Marqués de Valdecilla”

Paraninfo_Complutense

En esta Biblioteca mayúscula, entre otras muchas joyas, se conserva y estudian  los  Manuscritos del Colegio Mayor de San Ildefonso –una de las instituciones académicas que fueron reagrupadas para formar la universidad. Esta Colegio Mayor , fundado por el Cardenal Cisneros en Alcalá de Henares y en el S  XV, estaba consagrado a la labor de la edición de la Biblia Políglota. Fue por eso que el centro fue acumulando un importante número de códices que se conoce con el nombre de Fondo Cisneriano. También hay que decir que desde el S XVI el Fondo Cisneriano ha mermado en profundidad. Hoy sólo se conservan 149 códices de la biblioteca idelfonsina. Había 160. El valor de estos manuscritos, copiados durante la Edad Media y hasta el S. XV inclusive, no solo reside en su antigüedad en tanto que objetos librarios, sino que son, además de transmisores de una serie de textos, testimonio arqueológico de una sociedad, por lo que encierran el misterio de la creación de conocimiento. 23 de esos códices son en hebreo.

Biblioteca-4

Dentro del marco de las celebraciones del 5º Centenario del nacimiento del Cardenal Cisneros la Universidad Complutense ha decidido a editar el Catálogo del Fondo Cisneriano. El calendario de entrega fija el añó que viene como para la presentación final de una labor en la que están implicadas dos decenas y pico de autoridades académicas en la materia.

407-2013-07-24-Conoce la bibliotecaLa Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid es la segunda biblioteca de Madrid en cuanto a volumen de libros anteriores al siglo XIX, después de la Biblioteca Nacional, y ocupa indudablemente un puesto entre las cinco primeras bibliotecas de España. La colección bibliográfica está compuesta de unos 3.000 manuscritos, 741 incunables, y un volumen de impresos de los siglos XVI a XVIII que se aproxima a los 100.000.

Posee también una pequeña colección de grabados sueltos y libros de estampas.

Biblia hebreagEn imagen, el manuscrito BH MSS 1, datado en 1280,  de 340 folios de pergamino de gran calidad, a tres columnas en caligrafía  sefardí,  puntuación es tiberiense, guardando gran similitud con los mejores códices orientales representantes de esta tradición. Las parashot  -en español perícola- están indicadas al margen por medio de la abreviatura parash o de la letra  con un Pei, en ambos casos decoradas, y el orden de los libros bíblicos coincide con el prescrito en el Talmud de Babilonia. La masora magna es ornamental en muchos casos, sobre todo en los márgenes externos de los primeros libros del Pentateuco, formando micrografías con motivos vegetales y geométricos que en algunas ocasiones recuerdan a grandes candelabros. Esta característica ha suscitado las dudas en cuanto al lugar de la copia, ya que las micrografías en forma de candelabros son más habituales en Biblias catalanas de la segunda mitad del s. XIV. No obstante, resulta claro que esta Biblia no puede adscribirse a la escuela catalana del s. XIV, por un lado debido a su datación en el s. XIII, y por otro debido al estilo diferente que los candelabros de este códice presentan en comparación con los de las Biblias catalanas. El manuscrito reproduce una nota de compra que hasta época muy reciente se tomó por el colofón, donde se afirma que lo adquieren los hermanos Isaac y Abraham ben Maimón en Toledo en 1280.

El manuscrito formó parte de la colección del converso Alfonso de Zamora (ca. 1474-ca. 1545), profesor de hebreo en Salamanca y Alcalá de Henares, quien lo utilizó y anotó. Así se aprecia, por ejemplo, en su característica forma de numerar los capítulos o de poner el nombre de los libros bíblicos. Está aceptado que fue el manuscrito utilizado de forma mayoritaria para la composición del texto hebreo de la Políglota de Cisneros…Presenta encuadernación complutense en piel, del s. XVI, con el correspondiente escudo en dorado de dicha universidad.

También de Alfonso de Zamora, el Tanaj de 1482,  de Tarazona-Fue utilizada por el equipo del cardenal Cisneros para la composición del texto hebreo de la Biblia Políglota Complutense por su excelente calidad textual. Se trata de una Biblia completa, escrita sobre pergamino avitelado y formato mediano, con bellas iluminaciones al comienzo de cada libro bíblico, con la primera palabra o letra en dorado, encuadrada en viñetas en oro y colores, salvo en algunos casos en los que se ha recortado la decoración.

Biblia hebrea s.XVgEl códice BH MSS 2 fue escrito en letra cuadrada sefardí para uso del propio copista, como indica el colofón. Éste se refiere a la Biblia como miqdashyah (santuario), uno de los términos utilizados para referirse a los manuscritos bíblicos, derivado de identificar las Biblias con el Templo; aparece con frecuencia entre los judíos sefardíes y se utiliza en otras Biblias de los siglos XIV y XV. Se completa el manuscrito con la megilla de Antíoco al final del códice. El texto está dotado de vocalización y acentuación tiberienses, con masora parva en los márgenes intercolumnales y magna en los márgenes superior e inferior, como es habitual en las Biblias de tipo masorético.naciones al comienzo de cada libro bíblico, con la primera palabra o letra en dorado.  El orden de los libros bíblicos difiere de otros manuscritos tiberienses y coincide con el usual en las Biblias medievales copiadas en Sefarad. El texto está escrito a dos columnas, y las parashot -o perícola-se indican al margen por medio de la letra peh o de la abreviatura parash, respetándose los espacios en blanco reglamentarios de las secciones abiertas y cerradas.

Los manuscritos propiamente bíblicos (BH MSS 1, BH MSS 2, BH MSS 4, BH MSS 5, BH MSS 6, BH MSS 7, BH MSS 11, BH MSS 12, BH MSS 13 y BH MSS 617), se completan con tres códices conteniendo comentarios bíblicos a cargo de Abraham Ibn Ezra (BH MSS 8) y David Quimji (BH MSS 9 y BH MSS 10)Además, hay un diccionario etimológico de nombres propios del antiguo y nuevo testamento, obra de Alonso de Zamora (BH MSS 14). Obras de David Quimji , con anotaciones de Alfonso de Zamora,  son dos diccionarios hebraicos rabínicos, Sefer Ha-Shorasim, (BH MSS 17 y BH MSS 21) y tres gramáticas hebreas, Sefer Ha-Miclol, (BH MSS 18, BH MSS 19 y BH MSS 20).

Para terminar, existen dos códices litúrgicos, un Majzor o libro de oraciones, según el rito sefardí, Selihot y otros poemas litúrgicos, (BH MSS 15) y una obra compuesta por Hayyim bar R. Semuel Meir de Tudela, Seror Jaim (BH MSS 16).

Reproduccción autorizada mencionando fuente original.

 

Coplas del perro de Alba: el origen del “perro judío”

 Unas coplas satíricas del S XIV, menospreciadas por la crítica (dado su escaso valor artístico) tuvieron tal efecto en la sociedad de su tiempo y fueron tan mencionadas en otras obras de mayor enjundia que son el origen del insultante sintagma “perro judío”, aún hoy en boga.  Tratan del absurdo de unos judíos que se querellan contra cierto perro de la localidad de Alba de Tormes, en Salamanca, que presentaba la peculiaridad de sólo morder a judíos, nunca a cristianos.

10155657_968108136567816_937006267297264083_n

 Juan Agüero de Trasmiera, cántabro como su propio apellido indica, a principios del S XVI -unos 30 años después de la expulsión de los judíos- era bachiller por la Universidad de Salamanca y en la localidad de Medina del Campo publicó con su firma -aunque creo eran de carácter popular- unas coplas satíricas. Su título “Pleyto de los iudios contra el perro de alua en metro castellano” Las coplas las conocemos por la labor bibliófila de un hijo de Colón, Hernán Colón, que si bien es conocido como reputado cosmógrafo, era dado a la colección de letras y poseyó una de las más nutridas bibliotecas de su época, la Biblioteca Colombina, de unos quince mil ejemplares.

Joseph E. Gillet, crítico de la dramturgia hispánica, las publicó a mitad de los locos años ´20, tras descubrirlas en la Biblioteca Nacional de España y luego olvidadas hasta que el gran hebraísta salmantino Carlos Carrete Parrondo las publicara en 1981 en uno de los muchos volúmenes de “Fontres Iudaeoum regni castilae” En la edición de Gillet se declara que ,según Algarobilla, en el “Entremés del Alcalde de Deganzo”, fueron encargo de Pedro de la Rana.  Serán emncionadas por Lope de Vega y Benavente,  Cervantes y Quiñones, así como en los anónimos de La Pícara Justina y Estebanillo González. 21763_968108139901149_5264539556660269459_n

Descubren epigrafía hebrea en antigua sinagoga de Peki´ín.

En la localidad galilea de  Peki ín, hoy de mayoría poblacional drusa, mientras se realizaban unos trabajos de acondicionamiento en la antigua sinagoga, han descubierto dos inscripciones hebreas en piedra caliza que a primera vista parecen ser dedicaciones de los judíos que hiceron las aportaciones necesarias para su construcción, hace 1.800 años.

760241601001691640360no

Pekiín -la Baka de la que habla Flavio Josefo en “Las Guerras de los Judíos” – tiene testimonios de asentamiento humano desde el Calcolítico (4000 a.e.c.) Según Flavio Josefo era una ciudad que marcaba el límite norte del terrirotio de Herodes Agripa y el de Tiro. Según el Talmud, es el lugar en el que Josué ben Ananías tuvo un Midrash, y donde Shimón Bar Iojai y su hijo Eleazar se escondieron en una cueva, durante trece años, del acoso de los romanos.

La localidad es conocida por haber estado siempre habitada por judíos, excepto en un breve momento de la historia , años 1936-1939, conocidos como los años de la Diáspora de Hadera, que han dejado en el lugar sólo a la familia Zinati, en cuyo jardín, junto a la sinagoga, es donde ha aparecido la piedra de las inscripciones.

Margalit Zinati junto a la piedra

7602415099084640360no

W. Benjamin, un filósofo entre Ibiza y los Pirineos.

El filósofo de origen judío Walter Benjamin, uno de los mayores intelectuales del S. XX-y uno de los más desdichados- vivió en España sus  días más felices y también los momentos más amargos.

 Al amanecer del 19 de abril de 1932, atracó en el puerto de Ibiza, procedente del de Barcelona, el “Ciudad de Valencia”. A bordo, Walter Benjamin, de 40 años de edad, ensayista, traductor, crítico, filósofo y en la ruina. La herencia de sus padres tuvo que usarla en pagar el divorcio de su esposa. Pero después de vender su biblioteca y darse al conocimiento del haschís -era un gran lector de Baudelaire, el introductor delos paraísos artificiales- se fue a la brillante isla pitiusa cuando en su Berlín natal se enseñoreaba en todo su rigor, la oscuridad del nazismo, la noche del ser humano.

41cttekmzwl-_sx331_bo1204203200_

Benjamin conoció la existencia de Ibiza de la boca de Félix Noeggerath, filólogo indoeuropeo a quien -según Gershon Sholem-había conocido en los años´20 en la Universidad de Munich.  Noeggerath había conocido la isla proque su hijo estaba haciendo un doctorado en Filología Catalana. Walter Benjamin, en esta primera visita a Ibiza, se hospedó en lo de los  Noeggerath, en Sant Antoni,  ahora conocida como sa Punta des Molí,  en concreto una modesta casa tradicional junto al molino llamada Can Frasquito, pescador  a quien  acompañaba en su barquichuela. De todo este contacto con el mundo popular ibicenco de labradores y pesacadores, ese mundo telúrico y auténtico de las personas conectadas con lo esencial,  escribiría cuatro relatos. Y además, asaltado por la fuerza creadora que el lugar le inspiraba, se enamoró sin ser correspondido de una amiga de sus anfitriones que había llegado en el mes de junio. Frustrado por el sabor de las almendras amargas de los amores conrariados, se va a Niza, donde escribe testamento por la intención de cometer su suicidio. Pero no lo lleva a cabo. Se va a Italia, a un pueblito cercano a Pisa,  y empieza a escribir un libro que terminaría en Ibiza, a donde vuelve porque en Berlín Hitler ha tomado las riendas de la mayor ignominia del hombre en el S XX.

En esta segunda estancia no se hospeda con los Noeggerath, que se han trasladado a la ciudad de Ibiza y a un apartamento con luz eléctrica y cuarto de baño y donde Benjamin no tiene ni el silencio ni el aislamiento necesarios para la creación. Acosado por precarios presupuestos,  pretende abandonar  Ibiza -escribe a Sholem- para irse a París, donde se le ofrece vivienda gratuita en la casa para artistas judíos emigrados y  sin medios , que mantiene la baronesa Goldsmith- Rothschild. Y en esto vuelve el amor bajo el nombre de Ana María Blaupot Ten Cate, pintora holandesa que le corresponde, y para quien él escribe su “Agesilaus Santander” ( autobiográfico y sobre la cultura judía  en su relación  persponal con el mundo y los encuentros amorosos)  No obstante, poco antes, una herida en una pierna se le infecta y acaba diagnosticado de malaria en París. La pareja acaba por separarse a orillas del Sena.

ctw3xw5wsaa5agm
Autoretrato de Anna Maria

En 1940, no era fácil ser artista exilado en el  París tomado por los nazis; criticó sin piedad a Hitler, la teoría fascista y a la hipocresía de la democracia burguesa y al Capital Financiero e Industrial alemán que apoyó al nazismo como forma de Contrarrevolución preventiva contra los socialistas.

Deprimido y solo, es internado en un campo de concentración del que sale por mediación de algunos amigos. Decide cruzar el charco e instalarse  en Estados Unidos. Para lograrlo,  necesitaba entrar en España y embarcar en Lisboa. Llega a Portbou con un grupo de refugiados judíos y que fue interceptado por la policía española cuando intentaba salir de Francia sin la visa requerida. Desesperado ante la idea de tener que regresar a Francia con la Gestapo, se suicidó tomando una sobredosis de morfina.