Se calla para siempre Mr. Potato y Cabezabala: Don Rickles

Don Rickles, comediante judío y norteamericano de ácido verbo, fallece a los 90 años de edad , Z¨L.

Muere-comico-estadounidense-Don-Rickles_EDIIMA20170406_0919_19

Mr Ricks, aka Mr. Warmth (Don Calidez) falleció el pasado jueves en su casa de L.A. (Ca)  tras una insufiencia renal y a la edad de 90 años.
Famoso por su acerado verbo inmisericorde pero divertido, de ingenio quevedesco, los blancos de sus dardos -además de a sí mismo- incluyeron a Jerry Lewis (“Usted me molesta”) a Frank Sinatra (“siéntase cómodo, Frank – golpee a alguien”) y a un hombre asiático que se sienta en la fila delantera de sus demostraciones (“hay 40 millones de judíos  en Los Ángeles, ¿cómo conseguiste un asiento tan bueno? “)

Pero Rickles también fue un actor serio que se formó en la famosa Academia Americana de Arte Dramático, y tuvo papeles secundarios en una serie de memorables películas como “Héroes de Kelly”, con Clint Eastwood; “Run Silent, Run Deep”, con Clark Gable y Burt Lancaster, y “Casino”, dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Robert De Niro.

El público más joven reconocería su voz como la de Mr. Potato Head en la película de Pixar “Toy Story” y sus secuelas. Apareció en innumerables programas de televisión.

Hijo de emigrantes lituanos, nació en Queens (N.Y.) -Su madre Etta (que de soltera se apellidaba Feldman) fue quien más lo apoyó. En una de sus actuaciones la comparaba con el general estadounidense George Patton y la llamaba “la Patton judía”. Vivió con ella hasta que se casó, a los 39 años, y entonces se mudó a la casa contigua.

Cuando la II Guerra Mundial sirvió en la Armada; fue después, al regresar a casa,  cuando empezó como stand up en pequeños clubes nocturnos de N.Y a abrirse camino como monologuista ingenioso. Hasta que Sinatra lo descubrió en un club de Miami y le hizo una estrella en Las Vegas. También fue un asiduo del Show de Johnny Carson, donde apareció más de cien veces.  Fue Sinatra quien le apodó Cabezabala porque allí donde dirigía su mirada había un disparo de mordacidad.  De esos años viene también la costumbre de que su entrada en los escenarios o platós televisivos se acompaña con la interpretación del pasodoble torero “La Virgen de la Macarena”, con la intención de sugerir que con su presencia alguien va a ser toreado, metafóricamente hablando. Siguiendo el ejemplo del admirado Sinatra, otros famosos acudían en masa a sus espectáculos con el objetivo de ser ridiculizados por el comediante. Rickles solo los podría haber insultado si los hubiera ignorado.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s