Leonard Cohen,el nieto de un rabino y el hijo de una guitarra española.

 Leonard Cohen -cantautor, poeta, novelista- explorador estético de la política y lo religioso, desde el sexo a  la soledad, Premio Príncipe de Asturias y  Companion of the  Order of Canadá, ya no está en este mundo. (Z´´L)

 Se recomienda leer el texto mientras suena su personal voz a través de este link:

https://www.youtube-nocookie.com/embed/G5RlDCh9MSA?rel=0&showinfo=0

  Québec, Canadá, 1934. La hija de  Rabbi Solomon Klonitsky-Kline, emigrado de Lituania, da a luz a un niño al que llaman Leonard. Marsah Kloniksky, que así se llama la madre, se ha casado con el nieto del fundador del Congreso Judío de Canadá, Lyon Cohen; pero el padre, Nathan Cohen, mercader de ropajes, morirá cuando el niño tenga nueve años. De su infancia dijo un día que fue básicamente mesiánica, que pronto le explicaron que él era descendiente del hermano de Moisés, Aarón, y por eso era un Kohén (sacerdote) pero yo creo que era hijo de una guitarra que le dio a luz en una esquina.

  Asistió con aprovechamiento a una escuela judía, The Herzelia High School, donde a través de su profesor de Literatura descubre a Federico García Lorca, posiblemente el poeta español más musical de la historia de la literatura; lo amó tanto que a su hija la creó tan poéticametne que la llamó Lorca.

220px-Leonard_Cohen_2187-edited.jpg

Poco tiempo después de su paso por la secundaria, antes de aparecer en la factory de Andy Warhol y escuchar hasta lasaciedad a la velevet Underground, escucha  en una esquina de Montreeal,  los acordes de una guitarra española y pide encarecidamente que le enseñe a tocar así:   “Todo lo que encuentren favorable en mi música y mi poesía viene de ahí”, ha agregado el poeta y cantante canadiense durante su discurso al recibir el Premio Príncipe de Asturias 2011. No se sabe de ese guitarrista sino que se suicidó en Montreal  a principios de los años sesenta del siglo pasado. Y  al decir esto,  Cohen asió su guitarra Conde hecha en España hace cuarenta años, ligera “como llena de helio”, olió su “fragancia de madera viva” y supo que debía un agradecimiento “al suelo y la tierra” del pueblo que le “ha dado tanto” por Lorca y por su maestro de guitarra en Montreal.

 The stories of the street are mine,the Spanish voices laugh.
The Cadillacs go creeping now through the night and the poison gas,
and I lean from my window sill in this old hotel I chose,
yes one hand on my suicide, one hand on the rose.
I know you’ve heard it’s over now and war must surely come,
the cities they are broke in half and the middle men are gone.
But let me ask you one more time, O children of the dusk,
All these hunters who are shrieking now oh do they speak for us?

“Stories Of The Street”

https://www.youtube-nocookie.com/embed/_zGPCLlqd7c?rel=0&showinfo=0

En Viena hay diez muchachas,
un hombro donde solloza la muerte
y un bosque de palomas disecadas.
Hay un fragmento de la mañana
en el museo de la escarcha.
Hay un salón con mil ventanas.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals con la boca cerrada.

Este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac
que moja su cola en el mar.

Te quiero, te quiero, te quiero,
con la butaca y el libro muerto,
por el melancólico pasillo,
en el oscuro desván del lirio,
en nuestra cama de la luna
y en la danza que sueña la tortuga.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals de quebrada cintura.

En Viena hay cuatro espejos
donde juegan tu boca y los ecos.
Hay una muerte para piano
que pinta de azul a los muchachos.
Hay mendigos por los tejados.
Hay frescas guirnaldas de llanto.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals que se muere en mis brazos.

Porque te quiero, te quiero, amor mío,
en el desván donde juegan los niños,
soñando viejas luces de Hungría
por los rumores de la tarde tibia,
viendo ovejas y lirios de nieve
por el silencio oscuro de tu frente.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals del “Te quiero siempre”.

En Viena bailaré contigo
con un disfraz que tenga
cabeza de río.
¡Mira qué orilla tengo de jacintos!
Dejaré mi boca entre tus piernas,
mi alma en fotografías y azucenas,
y en las ondas oscuras de tu andar
quiero, amor mío, amor mío, dejar,
violín y sepulcro, las cintas del vals.
Federico García Lorca

Y su homenaje a Lorca quedó así:

https://www.youtube-nocookie.com/embed/ytdjYjM-cLg?rel=0&showinfo=0

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s