Bojoreta, pionera del feminismo sefardí

 

 

Laura, antes de ser Laura, se llamaba Luna –Luna Levi- y fue a nacer en Sarajevo,  el 15 de marzo de 1891.

1_thumb4Se cambió el nombre cuando su familia, por negocios, se instaló en Istanbul y ella empezó a estudiar en la Alliance Israélite Universelle. Luego, de casada, pasó a llamarse Laura Papo. Pero todo lo que escribió lo firmó como Bojoreta. Ser una mujer judía es lo que tiene: que eres errante, vagas de lengua en lengua, de país en país y hasta de nombre en nombre, sin dejar de ser tú misma. Bojoreta es un término ladino, femenino del hebreobajúr (chico)

Hija de Iuda Levi, comerciante, y de Ester –emigrados a Estanbúl en 1900 con siete criaturas. Ocho años más tarde de aquel vagar, regresaron a Sarajevo y Laura Luna, para ayudar a su no muy boyante familia, empezó a dar clases de francés, piano, alemán y latín. Además, con sus hermanas, Nina, Clara y Blanca, abrió en Sarajevo una sombrería: “Chapeau Chic Parisien” Pero esto sólo era una estación del viaje.

A ella lo que le gustaba era recopilar antiguas romanzas, cuentos y tradiciones del folclor sefardí. De hecho, con sólo 19 años, fue una informante de D. Ramón Menéndez Pidal, en su labor de editar elRomancero Español. Y en 1916 llegó el punto de inflexión: en el Bosnia Post, y en alemán, aparece un artículo de Jelica Bernadzikowska Belović sobre las mujeres eslavas del sur en la política,  donde se presenta a la mujer sefardí como algo nada sofisticado y dependiente de un antiguo sistema patriarcal. A la semana siguiente publicó una contrarespuesta en el mismo diario, también en alemán, con el título “Die Spanolische” (“La española”)

558580_271816442907230_1515139175_n-300x241

Poco tiempo después se casó con Daniel Papo y pronto tuvo su primer hijo, León. Y luego el segundo, Bar Kojba. Pero Daniel, probablemente por consecuencias del sufrimiento de la Primera Guerra Mundial, pronto empezó a tener mala salud mental y tuvieron que internarlo en un psquiátrico. Laura, con 28 años, se quedó sola con dos niños y se entregó en cuerpo y alma a criarlos, así como a cuidar de sus familiares, sin olvidar cultivarse, leer y escribir.

1924: Avram Romano Buki publica un cuento, una conversación entre dos vecinas, Lea y Bojoreta, de donde tomó su pseudónimo. Laura se indignó mucho con la perspectiva de Lea, que sostiene que las escuelas estropean a las mujeres jóvenes, que prefieren ser educadas antes que agradar a sus maridos, sin saber ni planchar, ni cocinar, ni lavar la ropa, ni coser . Al siguiente número, aparece un artículo suyo titulado “Mujeres” , firmado como Bojoreta y por primera vez en ladino. Es como el ideario de toda su carrera literaria.

He mi Buki, un tiempo kuando una mužer de merkader enđojada de perlas de tabakas i de mašalas kedava bivda kon5-6 kriaturas, le tokava mi Buki de lan oče a la minjana jerse por las kuzinas i basinas del mundo. Oj grasjas al Dio non esansina, los pustos ladrios, la salvan de tragedia semežante. Seemplea ake pover, se eča a la merkansija, gana su pan, loimportante es ke keda en elemento!El es seražero, ea es kuzindera i lavorando todos dos akomodanl’egsistensia, i non sufren. Non savez Buk ike oj non abasta unganador. La vida es kara i muj apenada“!

Después escribió “La mujer sefardita en Bosnia” , donde trata de conciliar los valores de la mujer tradicional con las exigencias de la vida moderna. Y obras de teatro donde ejemplarizaba situaciones para que las mujeres aprendieran a desenvolverse en el mundo que les había tocado vivir.

En el año 2015, con motivo de la celebración de los 450 años de la llegada de los sefardíes a Bosnia – Herzegovina, la embajada española en Sarajevo, en colaboración con el Archivo Histórico de Sarajevo y la Facultad de Filosofía de la Universidad de Sarajevo, presentaron el libro “Los manuscritos de Laura Papo, Bojoreta”

418353_257568350998706_1337381763_n-188x300

Bohoreta murió en un hospital en 1942, sin saber que los nazis habían asesinado a sus dos hijos durante la deportación al campo de concentración de Jasenovac. A su entierro sólo asistió una persona: su hermana Nina.

Ese mismo año nació su sobrina -hija de Blanca- Gordana Kuić , novelista que escribió sobre su tía, “La Leyenda de Luna Levi” o su gran éxito “La esencia de la lluvia en los Balcanes” , Editorial Funanbulista, 2015, donde se novela toda la historia de la familia.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s