Raquel Morpurgo, la primera poetisa judía y en hebreo en dos milenios.

Semblanza histórico-crítica de La Morpurgo, que en tiempos de la Haskalá se convirtió en pionera de las literatas en lengua hebrea.

La Haskalá (en hebreo: השכלה; “Ilustración” o “educación”) también conocida como la Ilustración judía, fue un movimiento que se desarrolló en la comunidad judía europea a fines del siglo XVIII y a lo largo del siglo XIX consistente en la salida de la cultura djudía del gueto a ser parte integrante de la cultura europea de la época del Siglo de las Luces y el S .XIX.

Nacida en 1870 , cinco años después de la liberación del gueto de Trieste ciudad-estado del Imperio austro-húngaro que fue  una especie de mini  estado judeo-aristocrático ,-ennoblecidos por la Casa de Habsburgo- Rajel Lozzato  era nieta -vía paterna- del poeta judío Itzjak Luzzato, y   prima carnal de Samuel David Luzzato, más conocido por su acrónimo Shadal, parido en Rosh Jodesh de un Elul y enterrado en IOm Kipur sesenta y cinco pascuas después.

news1-13-92429757118226
Portada y contraportada del libro de Tova Cohen , prof. emérita de la Literatura en la universidad de Bar Ilán  (Edita “Carmel”, 2016) 

Rajel fue dada al estudio ya siendo niña. A los doce años conocía la Torá por completo, a los catorce se internó en el estudio de Rashi y el Talmud, además de litografía -una modernidad de la época. A los dieciocho empezó a versificar en hebreo, aunque -como era mujer- sólo pudo publicar ( con estrepitoso éxito y asumiendo un gran riesgo por cometer una gran audacia) a la edad de cincuenta y dos años,  en la misma revista donde publicaba su primo y mentor: Kojabei Itzjak.

3864
Las estrellas de Isaac, Viena 1845

Kojavei Itzjak, כוכבי יצחק -Las estrellas de Isaac- fue una revista publicada en Viena entre los años 1845 y 1870, donde aparecían obras originales y traducidas de autores de  la talla de Heine -uno de los mayores poetas del S XIX en lengua alemana, enterrador del Romanticismo y judío renegado.  La relevancia de esta publicación en el desarrollo de la literatura hebrea en la época de la Haskalá  fue tal que en Tel Aviv hay hasta una calle que lleva su nombre. Se publicaba en paralelo con Keren Jemed, que todo hay que decirlo, publicada en Praga, era más importante.  Kojabei Itzjak se publicaba de forma binanual y Rajel publicó prácticamente en todas sus ediciones, pasando a ser concida no sólo en los ambientes cultos de la Viena del renacimiento judío sino en todo Centro -europa.

 Su poesía, de factura entre neoclásica y postromántica, es netamente judía por ser no sólo rimada en hebreo sino también porque su tema central es el advenimiento de El Mesías.

 A la edad de veintinueve años se casó con un Mompurgo, posiblemente la más notoria familia judía de Trieste, dinastía italo-judía ligadísima desde el S XVI a las artes y las ciencias que a finales del XVIII y principios del XIX emparentó con los Rotschild o con sus representantes bancarios en las distintas plazas europeas de renombre. Su nombre es una romanización del germánico Marburg y llegaron vía Viena al puerto por excelencia de la Casa de los Habsburgo, Trieste.

joycetriestesynagogue

 

Traduzco del libro de Tova Cohen :

Los principales logros poéticos de Morpurgo no son sus “poemas escritos desde el ocio” o sus poemas nacionalistas ,  sino más bien sus poemas de la contemplación personal (incluyendo “Mira, esto es nuevo”, “Lamento de mi alma”, “¿Por qué , Señor, para muchos gritos “,” O Preocupado Valle “,” Hasta que yo soy viejo “) El poder de estos poemas se deriva de  haber sido escrito en dos niveles: el primera y más evidente es su seguimiento de  las convenciones culturales de la poesía masculina contemporánea, explotando un  amplio conocimiento del escritor  canónico . El segundo nivel de significación es sutil y se revela en el contraste entre los textos canónicos a los que se refiere y el propio poema. En este nivel oímos la voz de una mujer que describe su sufrimiento protestando  por su  status inferior en la sociedad y la cultura judías.


title_page_of_ugav_rachel

Una mujer que escribe poesía hebrea en el S XIX era suficientemente inusual en el momento en que muchos lectores dudaron de los poemas fueron escritos por una mujer. Algunos visitaron su casa en Trieste para confirmar que en realidad existía, que de verdad escribía por sí misma y que lo publicado era auténtico, además de inaudito.

Ninguna de sus obras se publicó después de la muerte de su primo hasta  que apreció un  colección de sus poemas, Ogav Rachel (עוגב רחל),  El Arpa de Rajel, publicado  en 1890.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s