Ford: el nazismo norteamericano

Henry Ford, el industrial norteamericano que pasa a la historia como el inventor de la producción en serie en el sector del automóvil, toleraba a los negros hasta el punto de darles trabajo, pero nunca escondió su profunda aversión contra los judíos. Y ya no te digo si eran judíos sindicalistas. O peor aún, judío , sindicalista y que tomara alcohol. Hay quien dice que la animadversión de Henry Ford hacia los judíos tuvo sus orígenes en su infancia , por la  lectura escolar de una serie de libros escritos  por un fundamentalista cristiano y ultraconservador, el Reverendo  William Holmes McGuffey  (profesor de “filosofía moral” en la Universidad de Virginia de 1845 a 1873) y que en la etapa escolar de Ford eran muy populares.

En 1919, Ford compró un periódico -el Dearborn Independent- y contrató a un periodista -William J. Cameron- para que en su nombre publicara una columna de opinión. La línea editorial era que los judíos se habían inventado la Primera Guerra Mundial para dominar el mundo. Y esta idea la tomarían luego los alemanes, que perdieron esa guerra,  para culpar a los judíos del desastre.

DearbornIndependent.jpg
Panfleto del periódico de H.Ford: El jazz judío, esa música para estúpidos, convertida en nuestra música nacional.  Historia de la manipulación de la  canción popular en los Estados Unidos.

El editor del periódico, harto de protestar por el progresivo tono de antisemitismo, acabó por dimitir. Y entonces nombró como tal a Cameron, el cual empezó a publicar una serie de artículos bajo el título “El Judío Internacional: El Mayor Problema del Mundo”, que fueron editados en formato libro,  rápidamente traducido al alemán por el feroz antisemita Theodor Fritsch (1852-1934) Su Manual de la Cuestión Judía, 1896, fue libro de cabecera de todo nazi que se preciara de ello. El libro de Ford en Alemania, en un año,  alcanzó 22 ediciones.

Poco después conoció a Paquita de Shishmareff, fascista tremebunda , casada con un aristócrata de la Rusia Zarista, quien usaba el pseudónimo de Leslie Fry para escibir libros antisemitas en Estados Unidos. Ella fue quien le dio a conocer Los Protocolos de los Sabios de Sión, escrito por lo detectives de la policía del Zar de Todas las Rusias. En el libro de Ford se escribieron artículos sobre tan infame obra, que desde aquí es donde fue difundida al mundo entero. Sí, Henry Ford fue el maestro de Hitler. Cuando a Hitler se le preguntó acerca del retrato de Henry Ford que colgaba en su oficina, él respondió: “Yo considero a Ford como mi inspiración”. Cuando se le siguió preguntando acerca de la posibilidad de que Ford se lanzara en pos de la Presidencia de los Estados Unidos, Hitler agregó: “Yo desearía poder envíar algunas de mis tropas de asalto hacia Chicago y otras grandes ciudades norteamericanas para poder ayudar”. Y en su libro “Mein Kampf” (Mi Lucha) Hitler fué aún más lejos en sus elogios hacia Ford.

Henry_Ford_and_the_Jews
Public Affairs, Noviembre  2001

Para quien pudiera estar interesado en leer los escritos del periódico de Ford, peude hacerlo desde  este enlace

Fue tan grande la contribución -incluso económica- de Henry Ford a la causa del Nazismo alemán, que después de que Hitler llegó al poder, no tuvo duda alguna en investirlo (el 30 de julio de 1938, al celebrar Ford su septuagésimoquinto cumpleaños) con la Gran Cruz de la Orden Suprema del Aguila Alemana. Un año antes de que Alemania invadiera Polonia.

HenryFord_MedallaNazi

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s